jueves, 18 de octubre de 2012

El juicio de Paris

Este mito es el origen de la famosa Guerra de Troya.

Empieza con la boda de Tetis y Peleo a la que acudieron todos los dioses olímpicos a excepción de Eris, la diosa de la Discordia. De este modo, organizó una venganza que consistía en dar una manzana de oro a la más bella de todas las diosas. Así, Eris se presentó al banquete y ofreció la manzana a la más bella de las diosas.

Hubieron tres diosas que reclamaron la manzana: Hera, Atenea y Afrodita y Zeus debía escoger cuál de ellas merecía tener la manzana. Hera era su mujer, Atenea su hija y Afrodita la diosa de la belleza, así que delante de una difícil elección, Zeus encargó a Hermes que fuera a buscar a Paris para que juzgara quien debía llevarse la manzana.

En esos tiempos, Paris era un pastor que vivía cerca de Troya y aunque era el hijo del rey Príamo lo abandonaron al nacer ya que su hermana Cassandra tuvo una visión donde aparecía Troya en llamas mientras nacía Paris y lo abandonaron evitando así la desgracia de Troya.

Hera, Atenea, Afrodita y Hermes se presentaron a Paris y Hermes le preguntó cuál era la diosa más bella. Paris contestó que todas eran bellas y de este modo cada diosa le ofreció alguna cosa para que Paris la escogiera. Hera le ofreció el poder absoluto y el título de emperador de Asia, Atenea le ofreció la sabiduría de vencer en todas las guerras y Afrodita le ofreció el amor de la mujer más bella del mundo, Helena. De este modo, Paris eligió a Afrodita como vencedora dando paso a la Guerra de Troya.


El juicio de Paris por Rubens

0 comentarios:

Publicar un comentario