martes, 23 de octubre de 2012

Fundación de Roma

El mito de la fundación de Roma tiene como inicio la Guerra de Troya. Eneas (Αινείας en griego clásico) escapó de la ciudad con su padre Anquises y su hijo Iulius. Tras un largo viaje por el Mediterráneo y las aventuras que le suceden tal y como nos cuenta Virgilio en su obra la Eneida, llega a la península Itálica y tras vencer a Turno, se casa con Lavínia, hija del rey Latino.

Siglos más tarde, como nos cuenta Tito Livio en Ab urbe condita (Desde la fundación de la ciudad), uno de los reyes de Alba Longa llamado Numitor fue destronado por su hermano Amulio y hizo a la hija de este, Rea Sílvia, sacerdotisa vestal, ya que de este modo debía mantenerse virgen toda su vida evitando así que tuviera descendencia. 

Aún así, el dios Marte la violó y tuvo gemelos, Rómulo y Remo. Cuando Amulio conoció la noticia, encarceló a Rea Sílvia, colocaron los gemelos en una cesta y la dejaron al río Tíber. La cesta llegó a la orilla del río y una loba que oyó el llanto de los pequeños se acercó, los amamantó y los cuidó como si fueran cachorros.

La loba amamantando a Rómulo y Remo

Tiempo más tarde, un pastor llamado Fáustulo encontró a los gemelos y los educó junto a su esposa. Cuando fueron adultos, Fáustulo les contó quién era su madre y su historia familiar y de este modo los gemelos lucharon contra Amulio hasta devolver el trono a su abuelo, Numitor.

Rómulo y Remo, por Rubens

Después decidieron fundar una ciudad y cada hermano subió a un monte diferente para consultar los augurios. Sobre el monte donde estaba Remo volaron seis aves y en el de Rómulo diez, así que este sería quién debía fundar la ciudad. Mientras Rómulo marcaba los límites de la ciudad en un ritual sagrado, Remo los cruzó para burlarse de este hecho de tal modo que su hermano lo mató ya que no se podían cruzar los límites de la ciudad hasta que el ritual no se hubiera terminado. Arrepentido de haber matado a su hermano, Rómulo enterró el cadáver de su hermano y decidió poner Roma a la ciudad en honor a este.

0 comentarios:

Publicar un comentario