martes, 19 de agosto de 2014

La Eneida: La obra literaria que forjó un imperio

"Cedite Romani scriptores, cedite Grai!
nescio quid maius nascitur Iliade." Propercio, Elegías, XXXIV, 65-66

"¡Idos, escritores latinos; idos, los griegos!
No sé qué cosa nace más grande que la Ilíada."

Virgilio leyendo la Eneida a Augusto, Octavia y Lívia por Jean-Baptiste Wicar

Por estos versos de Propercio podemos saber la expectación que levantó la creación de la Eneida, una de las grandes obras del poeta latino Virgilio (70 a.C- 19 a.C). Ya Suetonio, como anécdota, nos cuenta que Augusto durante la expedición de Cantabria (27-25 a.C) escribía a Virgilio, estando ya bastante impaciente, suplicándole que le enviase la Eneida o "un primer croquis del poema, o un trozo cualquiera." Virgilio le respondió lo siguiente:


"Recibo asiduamente cartas tuyas... ; en verdad que si tuviese ya algo de mi Eneas digno de tus oídos, con gusto te lo enviaría, pero es de tal envergadura la obra, que tengo la sensación de haberme embarcado en ella en un momento casi de delirio, y más que nada porque, como sabes, he de simultanearla con estudios diversos y muy necesarios para la obra misma."

Virgilio compuso la Eneida durante 10 años (29-19 a.C) y no logró terminarla antes de su muerte. Por ese motivo, pidió a su amigo Vario que la quemara, pero éste se negó. Finalmente, este amigo de Virgilio publicó la Eneida con la autorización de Augusto. Esta obra junto a las obras de Horacio, Tito Livio y Ovidio fueron consideradas el culmen de la literatura latina y la Eneida se convirtió en la gran epopeya nacional romana. En esta entrada desgranaremos las causas que favorecieron su creación y el motivo por el cual se convirtió en una de las obras literarias fundamentales para el nacimiento de un nuevo régimen político en Roma, el imperio.

  • Augusto, el emperador reformador:
Estatua de Augusto en la ciudad de Tarragona

Augusto es conocido no únicamente por ser el creador del Principado, sino también por las numerosas reformas que llevó a cabo. Destacaron sus reformas políticas y militares, pero nosotros hoy nos centraremos en la reforma del arte y la literatura. Promocionó las artes y la literatura, dando lugar al siglo de oro de la literatura latina conocido con el nombre de Siglo de Augusto. 

El princeps tenía en mente lograr una gran propaganda ideológica de su figura, de la cultura y de los valores romanos y sabía que una de esas herramientas podía ser la literatura. Emprender esta reforma exitosamente requería de los mejores escritores del momento y de la ayuda de uno de los amigos de Augusto, Mecenas.

  • Mecenas, el protector de los poetas:


Busto de Mecenas

Podríamos decir que sin esta figura no podríamos entender (ni existiría) el mecenazgo. Cayo Cilnio Mecenas (70-8 a.C) fue un noble romano que impulsó a los jóvenes talentos y les ofreció protección. Fue el descubridor de Horacio, el protector de Virgilio y además protegió a otros escritores latinos como Propercio y Tito Livio. Tal agrupación de artistas y escritores fue llamada el Círculo de Mecenas. La misión de este personaje era conseguir llevar a cabo la reforma del emperador y el programa de propaganda del nacionalismo romano y de sus valores.


  • La Eneida, la gran epopeya romana:

El encuentro de Dido y Eneas por Nathaniel Dance-Holland


La Eneida nos narra la historia de Eneas, un héroe troyano que tras huir de Troya debe cumplir su destino: llegar a las costas de Italia y fundar un nuevo reino. A lo largo del poema encontramos que la diosa Juno, enemiga de los troyanos, trata de evitar o de retrasar el destino de Eneas. Finalmente, cuando consigue llegar a Italia, tratará de conseguir la mano de Lavinia, la hija del rey Latino, pero Juno interviene ordenando a Alecto que provoque la ira de Turno, un pretendiente de Lavinia, hecho que desemboca en una guerra entre Turno y Eneas. Finalmente, Turno muere a manos del héroe troyano. 

Un concepto que tenemos que tener en cuenta en la Eneida es el fatum (destino). Es este fatum el que marcará y controlará a Eneas, ya que todas las acciones que realiza son para hacer cumplir el destino, siendo de esta manera un personaje que carece de voluntad propia. Tal y como podemos ver a lo largo de la Eneida, éste es superior a los dioses, ya que estos no pueden evitar que finalmente se cumpla. Cuál es ese fatum? Júpiter nos lo explica:


"His ego nec metas rerum nec tempora pono: imperium sine fine dedi. quin aspera Iuno, quae mare nunc terrasque metu caelumque fatigat, consilia in melius referet mecumque fouebit Romanos, rerum dominos gentemque togatam. sic placitum."

"A éstos no les pongo límites ni en espacio ni en tiempo: Les he dado un imperio sin fin. Incluso la áspera Juno, que ahora castiga el mar, la tierra y el cielo llenándolos de temor, cambiará para bien sus designios y de acuerdo conmigo, protegerá los romanos, señores del mundo, el pueblo que se cubre con la toga. Así ha sido establecido.

El fatum ha dispuesto que los romanos tienen que ser los señores del mundo y Eneas es un escalón de ese gran proceso que culminará con la fundación de Roma. Este mensaje se repite a la largo de la obra, sobretodo en el libro VI, donde Eneas viaja al infierno para visitar a su padre Anquises, donde éste le muestra la estirpe que fundará Eneas, la romana. Es precisamente en este libro donde Anquises le muestra a Eneas los grandes personajes que serán importantes para la historia de Roma, como algunos reyes de la monarquía romana, Catón, César, los Gracos, los Escipiones, etc. Aquí también encontramos unos versos que Virgilio dedica a la misión de los romanos en el mundo:

"Excudent alii spirantia mollius aera (credo equidem), uiuos ducent de marmore uoltus, orabunt causas melius, caelique meatus describent radio et surgentia sidera dicent: tu regere imperio populos, Romane, memento (hae tibi erunt artes), pacique inponere morem, parcere subiectis et debellare superbos."

"Otros, lo reconozco, serán quizás más hábiles a arrancar la vida al bronce, sabrán sacar del mármol rostros vivientes, defenderán mejor las causas, describirán con el compás los movimientos del universo y predecirán la salida de los astros: Tú, romano, no olvides que tienes que gobernar los pueblos con tu imperio y coronar la paz con la ley, perdonar a los que se sometan y abatir a los soberbios. Éstas serán tus artes."  

Evidentemente, en la Eneida no podía faltar el elogio del emperador Augusto. Éste lo encontramos ya desde un inicio de la obra. Eneas es hijo de Anquises y Venus, y con Creúsa tiene a Ascanio o Iulus. Del hijo de Iulus descenderá toda un estirpe, que será en este caso la de la gens Iulia, que es a la que pertenece Augusto. De esta manera, se consigue que la familia imperial tenga un origen mitológico y noble. El elogio directo a Augusto aparece en la descripción del escudo de Eneas, sobretodo en la descripción de la batalla de Accio y su posterior triunfo. En ésta se nos aparece como el gran vencedor de la batalla y el que somete a varias naciones extranjeras. 


  • Conclusión:
Tal y como hemos visto, es difícil imaginar una Eneida sin la figura de Augusto y la de Mecenas. Esta obra literaria fue creada y financiada por el estado romano, que buscaba una herramienta para transmitir el patriotismo romano al ciudadano de la época y los antiguos valores de la vieja República romana. Gracias al genio y al estilo de Virgilio, consiguieron lograr una de las grandes obras de la literatura latina y de la literatura clásica occidental, que marcó un antes y un después en la creación y en el asentamiento del imperio romano. 


  • Textos citados:
Biografías literarias latinas (Suetonio, Vida de Virgilio, 31-32), editorial Gredos

Virgilio, Eneida, I. 278-283/ VI. 847-853, editorial Labutxaca (Texto latino de la editorial Bernat Metge)


  • Bibliografía:

Grimal, Pierre, El siglo de Augusto, Crítica

Oller Guzmán, Joan, Breu història de l'antiga Roma, editorial UOC

Galinsky, Karl, The Cambridge Companion to the age of Augustus, Cambridge University Press

Martindale, Charles, The Cambridge Companion to Virgil, Cambridge University Press

Tudela i Penya, Montserrat, La cultura com a eina de propaganda de la política d'August, Revista Auriga

3 comentarios:

  1. Felicitats per l'entrada Judit. Bon anàlisi del significat de l'Eneida, a part que obra literària, element de propaganda política.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo20/8/16 4:13

    dos cosas faltan en esta breve introducción: una que sin el genio de Virgilio la Eneida hubiese acabado en un bodrio ya olvidado, si es actual no es por la intención política (evidente por lo demás); y dos: la intención política no se cumplió en vida de augusto ni de Virgilio; así que no pudo cumplir su propósito político en ese lapso de tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario! Efectivamente, sin la calidad de Virgilio no sería lo mismo. Aún así, hay que reconocer que no era perfecto. Dejó algunas imperfecciones y cosas inacabadas, hecho que llevó a algunos copistas a introducir algunas modificaciones.

      También es cierto que no tuvo una repercusión de forma inmediata, como bien dices. Pero sí que a lo largo del tiempo fue uno de los pilares ideológicos del imperio.

      Ojalá hubiera podido explicar más aspectos sobre la Eneida, pero es complicado mencionar muchas cosas sin agotar al lector. Además, fue escrita hace un par de años, y es por ello que yo actualmente la cambiaría un poco. Te recomiendo leer otra entrada que publiqué recientemente sobre los valores homéricos en este blog, que está bastante mejor.

      Un saludo!

      Eliminar